Curso de Iniciación al ZNKR Iaido. Valladolid marzo de 2011. Crónica

Hay un día en el que uno empieza con esto del iaido. Puede ser un día nublado, como el del 12 de marzo. Sólo hace falta buena disposición y ganas de disfrutar, como las que teníamos los que fuimos al polideportivo Pisuerga. Iniciación para unos, entrenamiento para consolidar para otros.

Los 16 que estábamos allí, esperábamos disfrutar de una buena sesión de entrenamiento. Unos, mejorando lo que con esfuerzo vamos aprendiendo en el día a día, en ese afán por mejorar que no tiene techo, y que sin embargo, lejos de frustrarnos, nos da aún más energías para dar lo mejor de nosotros mismos. Y los otros, los que veían el iaido por primera vez, expectantes ante lo desconocido: unos movimientos diferentes, una actitud, una vestimenta, y un arma.

Porque el iaido es una disciplina con muchas facetas. La de la etiqueta en una de ellas. Es funcional, puesto que no podemos colocarnos un sable con su saya si no tenemos bien colocado el obi y el hakama, pero es también ritual y una muestra de respeto, el cuidar la vestimenta, la apariencia y el orden de nuestras cosas, como muy bien nos insiste nuestro instructor Félix cuando nos relajamos.

La dificultad de estos cursos estriba, fundamentalmente, en dirigir a un grupo muy herogéneo: a un lado los que ya saben, y al otro, los que no. Para ayudar en esa tarea, contamos con la presencia de nuestro compañero y amigo Alfonso Estrada, responsable del grupo Iaido-Asturias. Debido al desplazamiento del viaje, no se incorporó hasta avanzada la clase, y hasta ese momento Félix se desdobló, intentando estar con unos y otros, iniciar a los nuevos con oportunas explicaciones y dirigiendo y corrigiendo a los avanzados.

Incorporado al grupo a nuestro compañero Alfonso, las cosas fueron más fáciles, y cada uno de nosotros tuvo su ración de buenos consejos y oportunas correcciones, mientras los nuevos avanzaban en sus primeros pasos como todos lo hicimos alguna vez: con expectación, con paciencia, con determinación, y con esfuerzo.

La sesión acabó con el buen clima que lo suele hacer: risas, intercambio de sensaciones, y muchas ganas de seguir entrenando en esta disciplina que nos tiene cautivados a los veteranos, y que esperamos interese y motive también a los nuevos.

Desde aquí agradecer a nuestro compañero Alfonso Estrada su participación en estas jornadas, a la dedicación y el esfuerzo de Félix Ares, nuestro instructor, a la presencia de Eva Mansilla, que realizó el reportaje fotográfico y a la asistencia de todos los compañeros nuevos, a los que esperamos volver a ver.

Como siempre, fue un placer.

Estefanía Arribas Leal

http://www.iaidovalladolid.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s