Archivo de la categoría: Sui Ô Ryu

Sui Ô Ryu Iai Kenpo es una koryu o escuela tradicional, fundada por Mima Yoichizaemon Kagenobu en el año 1615. La tradición de esta escuela ha sido transmitida generación tras generación hasta nuestros días, siendo Katsuse Yoshimitsu el actual soke o heredero de la escuela, y responsable de su transmisión en la actualidad tras 15 generaciones.

Nuestro maestro Robert Rodríguez es alumno directo de Katsuse Yoshimitsu, posee el grado chumokuroku siendo el representante en Europa.

HISTORIA
La escuela Sui Ô Ryu Iai Kenpo, nombre oficial de esta tradición, fue fundada por Mima Yoichizaemon Kagenobu (1577-1655) en 1615. Yoichizaemon nació en el feudo de Dewa, hijo de un sacerdote del santuario de Junisha Gongen, llamado Mima Saigu.

De joven estudió las técnicas del sable de la escuela Bokuden y una forma de Jojutsu practicada por los yamabushi, llamada Kongo Jo Joho. Pero fue a sus 18 años cuando se produjo un acontecimiento capital para la creación de la escuela; un amigo de su padre, Sakurai Gorosaemon Naomitsu, alumno de Hayashizaki Jinsuke Shigenobu creador de la Hayashizaki ryu y del concepto del Iai, pasó una temporada en su residencia. Se organizó un enfrentamiento amistoso entre los dos y Yoichizaemon fue derrotado. A partir de esa experiencia, realizó su primer Musha Shugyo, viaje de entrenamiento por diferentes provincias y escuelas de Japón.

Veinte años más tarde, después de duras prácticas y duelos, recibió la iluminación que le permitiría crear su método. Según cuenta la historia, estaba rezando arrodillado frente al altar de un santuario, cuando tuvo la visión de una esfera en la que se veían las formas de unas gaviotas blancas flotando sobre el agua. En base a esa visión, creo las 64 técnicas que son el núcleo de esta tradición, denominándola Sui Ô ryu Iai Kenpo, donde Sui Ô simbolizan el agua y la gaviota. Después, continuó sus estudios y se dedicó a enseñar en su gran Dojo. A la edad de 67 años, pasó la responsabilidad de la transmisión a su hijo Yohachiro Kagenaga, quien creyó oportuno añadir 10 técnicas suplementarias, los 10 Kata Goyo y Goin del nivel Shoden o básico.

Posteriormente, el 9º Sôke, Fukuhara Shinzaemon Kagenori, decidió añadir las técnicas de Manrikikusari Kama de la Masaki ryu con un total de 18 Kata.

La familia Katsuse entra en la escuela Sui Ô ryu a través del 13º Sôke, Mizuma Hanbei Kagetsugu. Este Maestro se albergaba en un Ryokan de Hamamatsu (cerca de Shizuoka) regentado por la familia Katsuse. El Sôke Hanbei ve en el joven Katsuse Mitsuyasu su potencial marcial y se dedica a educarle en la tradición hasta que, en 1930, le transfiere los sellos y makimono de la escuela, nombrándole 14º Sôke.

Las enseñanzas de la Sui Ô ryu y sus métodos asimilados han sido transmitidos hasta nuestros días, siendo supervisados actualmente por el 15º Sôke, Katsuse Yoshimitsu Kagehiro, en el Hekiunkan Dojo en Shimizu.

En la escuela se practica Iai-Kenpo, Kogusoku (Jujutsu), Jo-ho (Jojutsu), Wakizashi, Tanjojutsu, Kumi-iai, Kenjutsu y Naginatajutsu .

Curso de Iaido en Valladolid. Robert Rodríguez Sensei. Crónica

Curso de Iaido Ciudad de Valladolid, 25 y 26 de febrero de 2012

Foto de Grupo

El 25 y 26 de febrero tuvo lugar en el Polideportivo del Colegio Maristas de Valladolid, el Curso Ciudad de Valladolid de Iaido, impartido por Robert Rodríguez Sensei, 7º Dan Renshi Iaido, 6º Dan Renshi Jodo y Chumokuroku Sui O Ryu IaiKenpo. A la cita asistieron cerca de 30 participantes de diversos lugares. Todos con un objetivo común, el de profundizar y mejorar en la práctica del iado.

Grupo de Iaido Valladolid con el Maestro

El curso comienza en un pequeño gimnasio del colegio con tatami en el que apenas entramos todos los participantes, debido a que el polideportivo –que utilizaremos después, se encuentra ocupado con otras actividades. Tras el momento de saludos e inscripción empezamos el trabajo. Alineados, el responsable de Valladolid presenta el curso, al Maestro Rodríguez y al resto de responsables. A continuación, y tras el saludo al sable y un momento de concentración silenciosa, comienza el calentamiento. Para ello, Robert cuenta con la ayuda del resto de responsables del grupo de España. Dentro del marco de la línea de la enseñanza del iaido que imparte el sensei Rodríguez “sólo aquellos que están autorizados por mí, pueden impartir la enseñanza del iaido”, puntualiza, añadiendo que en breve se podrá consultar esa lista a través de la página web del grupo Sui O Ryu en Europa. El objetivo de esta “autorización” es garantizar una enseñanza del iaido lo más homogénea posible, comprometida con la enseñanza más fiel a la federación japonesa y supervisada de cerca por él a través de los frecuentes cursos a los que somos invitados.

Así, pide sucesivamente a los responsables de los diferentes grupos que dirijan un par de ejercicios de kihon que los demás seguimos, aprovechando de paso para corregir si es necesario a los propios responsables. Si algo caracteriza la enseñanza del iaido con el sensei Rodríguez es la seriedad y la humildad con la que se trabaja. El aprendizaje a través del trabajo sobre aquello que no es correcto o se puede mejorar, siempre respetando el estilo único y personal de iaido de cada persona. Como insiste Robert a menudo, “Cada uno tiene su propio iaido. No debemos de intentar copiar a otros, sino que debemos encontrar y expresar nuestro propio iaido”.

LA PRÁCTICA DE Z.K.N.R. IAIDO

Tras un breve descanso, comenzamos el trabajo en la práctica de los doce katas de IAIDO de la Z.N.K.R. (Zen Nihon Kendo Renmei, Federación Japonesa de KENDO). Para ello, divide al grupo en grupos más pequeños a fin de poder rotar y utilizar el espacio de la forma más óptima posible, garantizando que todos los participantes son supervisados de cerca por un responsable y por el propio Robert, que se mueve entre los participantes, corrigiendo detalles aquí y allá.

grupo Exámenes

Para ilustrar cada uno de los katas, primero pide a los propios responsables que los ejecuten. De esta manera no sólo ilustra el kata con el mejor ejemplo posible, el de los practicantes de mayor grado, sino que además aprovecha para corregir los pequeños fallos que estos puedan cometer y hacer hincapié en los puntos a vigilar de cada kata. A continuación, de manera firme, pero lleno de paciencia, va acercándose a cada uno de los participantes corrigiendo aquellos defectos más llamativos, haciendo que todos nos acerquemos a escuchar la explicación si observa que hay errores muy comunes, o aspectos de cuya explicación nos podemos beneficiar todos.

En algunos casos, nos ilustra el kata con un breve apunte sobre su origen, de qué escuela proviene, cuál es el escenario que describe y el porqué de cada gesto. De esta manera es posible trabajar de forma más correcta, conociendo el porqué de cada elemento del kata. Si es necesario, como así ocurre en alguna ocasión, nos invita a cambiar el iaito por el bokken, y trabajar algunos gestos en pareja, para entender mejor la mecánica del kata. “La práctica del iaido de la Z.N.K.R.”, nos dirá sensei Rodríguez, “nace del acuerdo de varias escuelas, y tiene como objetivo el que los diferentes practicantes puedan practicar juntos, así como observar en la práctica una mejor destreza. En nuestra casa, siempre somos los mejores. El iaido de la Z.K.R.N. permite aprender y competir de una forma reglada y estandarizada. Está perfectamente descrito a nivel técnico. Puede parecer cuadriculado, pero es la forma de que todos podamos enseñar y aprender el mismo iaido. Si pretendes hacer otro iaido diferente, no es válido.”

EL KORYU

Félix y Robert Sensei

Dedicamos una tarde a la práctica del koryu, también en grupos, ya que los diferentes niveles de práctica aquí son más evidentes. El koryu es muy interesante, pero también muy exigente en la práctica. Obliga a realizar movimientos de forma diferente al Z.K.R.N. iaido, y es necesario profundizar en la técnica aún más si cabe. Aún así, unos pocos katas de koryu enriquecen la práctica de iai, haciéndola más variada y consiguiendo mejoras en la comprensión y el iaido de cada uno de los participantes.

El trabajo con cada uno de los katas es lento, y precisa de una mayor madurez en la práctica de este arte tan antiguo. Es por eso quizás, que Robert se muestra paciente e incansable, conociendo los límites de cada participante, ayudándolo a mejorar de forma paulatina y sin forzar el entendimiento, salvo en contadas ocasiones. Recuerdo haberle oído decir que en el iaido todo ha de ser natural, y ningún movimiento ha de ser superfluo o en vano. De esa manera se consigue mejor el objetivo. Hay una economía de movimientos que lo que consigue es maximizar la efectividad del kata. Cuando es el propio Robert el que ilustra un gesto, es fácil entender sus palabras. Su iaido es elegante, firme y, simplemente, certero.

Robert Rodríguez Sensei

También hay tiempo para trabajo en parejas de kumi iai con bokken. En esta ocasión, Robert empareja a practicantes seniors con novatos. La práctica con bokken exige especial cuidado y control para evitar golpes y accidentes, y todos los participantes lo saben, bien por haber provocado alguno o por haberlo sufrido. Todos nos beneficiamos de practicar con todos. Al final pide a aquellos que conozcan la serie completa de kumi iai que la ejecuten, a modo de enbu, para el resto de participantes. Robert insiste en cada curso que todos somos aprendices y maestros, y que el maestro no es nada sin el alumno, enfatizando esa relación de co-aprendizaje común.

 

 

LOS EXÁMENES

Hay un momento para que aquellos participantes que lo deseen se examinen. Para ello, Robert convoca al resto de responsables para actuar junto a él como jueces. Los alumnos que se presentan emplean los minutos previos en concentrarse y recordar los katas propuestos previamente para ser ejecutados en ese momento. Muchos de los compañeros que no se examinan, contemplarán en completo silencio, el examen de sus otros compañeros, ofreciéndoles su apoyo cercano en ese momento tan clave.

Los exámenes, al igual que la competición, son parte del proceso de aprendizaje del iaido, y suponen una oportunidad para dar lo mejor de nosotros mismos, sometiéndonos al juicio de aquellos que ya han recorrido las mismas etapas para, en el fondo, ser más conscientes de nuestra evolución y de aquello que tenemos que corregir y recibir, si es merecido, el reconocimiento al trabajo realizado y el impulso para seguir mejorando. Tras el examen, es preciso dar la enhorabuena a aquellos que han conseguido un nuevo grado, y ánimos para continuar trabajando a aquellos que no lo han hecho.

EL BUDO

Al final del curso, Robert comenta un aspecto del iaido que no debemos de olvidar, sin enfatizarlo tampoco más que el propio trabajo físico: la práctica del iaido como camino, como budo. “Cuando estoy en Japón, en el dojo del Soke, el sábado es un día especial. Sabemos cuando entramos, pero no cuando vamos a salir. Trabajamos, paramos para tomar un té y charlar, volvemos al trabajo, y así sucesivamente. Luego comemos, aunque no hay una hora fija. Durante la tarde podemos seguir trabajando y charlando, disfrutando de muchos momentos para disfrutar de la compañía unos de otros.” De la misma manera, los cursos, el pasar tanto tiempo juntos, el compartir el momento de comer y las interesantes o distendidas sobremesas, hacen que nos hayamos ido convirtiendo en una pequeña familia que espera el próximo momento de reunirse y seguir aprendiendo. “Lo difícil es, a veces, abrir la puerta del dojo para practicar, cuando a lo mejor nos gustaría hacer otras cosas o estar en otro lugar.” Pero este es un camino que enlaza con nuestra vida, quedándose casi siempre en ella.

El sello de Robert Rodríguez es el trabajo constante, el compromiso, el respeto, la honradez, la sencillez y el buen humor que siempre le acompaña en los cursos. Por algo su práctica está tan avanzada, aunque siempre le quedarán cosas que perfeccionar. “Si creyera que ya no hay nada que mejorar no practicaría iaido, ¿no?”, suele decir Robert en los cursos.

Hay mucho que aprender y mucho que mejorar, pero los cursos son una fuente de experiencias que siempre ayudan en es propósito. O como esa frase que se convertiría en el leif motiv de este curso: “primero mirar, después, cortar.” “Miru, kiru”.

Estefanía Arribas Leal

Iaido Valladolid

Foto de despedida

Quiero agradecer mucho al Sensei, por el maravilloso curso que nos ha regalado y a los aisitentes, que sin ellos esto no hubiese sido posible, a los grupos de Madrid, encabezados por su responsable Jacinto Luque, a los asturianos con Alfonso Estrada y Annabel Madero por premiarnos con su asistencia desde Terrasa, a los chicos de Laguna con José Alonso a la cabeza y a mi grupo de Iaido Valladolid, espero que disfrutasen como yo he disfrutado.

El año próximo, mas…

Mas fotos en https://www.facebook.com/media/set/?set=a.351130711594985.75022.143326285708763&type=1

Félix Ares

Iaido Valladolid

Curso “Ciudad de Valladolid” de Iaido

Curso Ciudad de Valladolid de Iaido
Impartido por Robert Rodríguez Sensei
7º Dan Renshi Iaido
6º Dan Renshi Jodo
Chumokuroku Sui O Ryu IaiKenpo

25 y 26 de Febrero de 2012

Sabado, 25
10:00 a 13:00 horas ZNKR iai
16:00 a 19:00horas ZNKR Iai
19:00 a 20:00 Examen de grado
22:00 Sayonara Party

Domingo. 26
09:00 a 13:00 Koryu

Precio del curso:
50 Euros

Félix Ares
Tf: 669 767 130
Mail: ares_felix@hotmail.com

Mas info en:
www.iaidovalladolid.es

X ENCUENTRO EUROPEO DE PRACTICANTES 2011 SUI Ô RYU



Curso de Jodo en Manzanares. Robert Rodriguez Sensei

Encuentro Europeo de Sui Ô Ryu. Copa Gran Sud

Como ya es habitual en el mes de Julio, se celebra el encuentro Europeo de practicantes de la Escuela Sui Ô Ryu.

 

Es un curso muy esperado por todos nosotros. Nos juntamos un gran numero de compañeros franceses, polacos, portugueses, españoles… En definitiva, una gran representación de Europa. Pocos grupos pueden presumir de esta riqueza.

Son muchos días de seminario, con una gran cantidad de horas de entreno, unido todo con el gran calor que suele hacer en estas fechas en Toulouse, lo que hace que sea un curso muy duro.

 

Este año, nos desplazamos el jueves, para poder disfrutar lo más posible. Las casi siete horas que separan la capital del Midi- Pirinées de Valladolid, se nos hicieron muy cortas y amenas debido a las charlas y músicas varias, lo cual se agradeció mucho.

 

Después de un largo viaje, hay pocas cosas mejores que una buena cena con nuestros amigos asturianos, una charla divertida y unas cervezas. Dimos buena cuenta de ellas y nos retiramos a descansar: la jornada del viernes sería larga.

El comienzo de la clase del viernes fue temprano. El Sensei nos preparó una clase kumi-iai por parejas. Después de dividirnos en grupos, por conocimientos, nos dispusimos durante toda la jornada a trabajar por parejas con el bokken. Un trabajo duro y exigente.

 

La jornada del sábado también comenzó temprano, algo que se repetiría a lo largo de todo el curso. Esta vez tocó el turno al Iai kenpo después de un rápido repaso del trabajo del día anterior. Trabajamos las series de Go Yo, Go In, Tachi Iai, Ku Yo, Kague y Jami, según experiencia y conocimientos.

 

En la jornada vespertina, se dividió el grupo en dos, por un lado los aspirantes a examen dirigidos por los Senseis Joan Tirel y Michael Ribal y centrados en el trabajo de ZNKR Iaido y por otro lado el resto de practicantes que seguimos trabajando koryu.

 

Estefanía y Félix junto a Robert Rodriguez Sensei

Una vez concluida la sesión, dieron comienzo los exámenes. Destacar el buen trabajo de todos los aspirantes… NUESTRA ENHORABUENA A TODOS.

 

Y después de los exámenes no podía faltar la sayonara party, como todos los años, pizzas, con refrescos, mucha cerveza (no se cuantas me tomé…) y sobre todo muchas risas y diversión. Es un momento muy bonito: ves cómo se forman grupos diversos, cómo se charla de muchas cosas, se hacen bromas, chistes, algunos incluso intentan cantar… Y reina un gran ambiente.

 

El domingo empezamos más pronto porque había que preparar todo para la competición, para la Copa Gran Sud.

Cinco categorías y toda la mañana entre los combates y los arbitrajes. Después de los grupos y las eliminatorias, se celebraron las finales. Destacar el gran trabajo de todos.

 

Participantes en la Copa Gran Sud

Los ganadores por categorías fueron:

Kyusha

1/ Alfredo Gonzalez (Oviedo) 2/ Ana Lozano (Jujinkan Terrassa) 3/ Annabel Madero (Budokan Penedes Barcelona)

1er Dan :

1/Juan Gonzalez (Oviedo) 2/ Miguel-Angel Perez (Jujinkan Terrassa) 3/ Kamil Ruszczyk (Tenshinkan Poland)

2ème Dan :

1/ Nahum Ingrand (AMSJ) 2/ Adam Bieniak (Tenshinkan Poland) 3/ Manuel Quintela (Oviedo)

3ème Dan :

1/ Stephane Loudiere (AMSJ) 2/ Joan Cresp (AMSJ) 3/ Alfonso Estrada (Oviedo)

4ème Dan :

1/ Maxime Hahusseau (AMSJ) 2/ Jérome Herbrich (AMSJ) 3/ Jean-François Jondot (AMSJ)

Trofeo Jose María Romero:

Monique Baudino

Después de la competición, al grupo vallisoletano nos tocaba regresar; los quehaceres laborales nos esperaban. El viaje de regreso fue, como siempre, ameno. Las piernas pesaban un poco pero la charla sobre el curso, lo que habiamos visto y aprendido y la envidia (sana o insana, no se…) por no podernos quedar al curso completo, hizo que el viaje no se hiciese pesado.

Al día siguiente nuestros compañeros asturianos nos contaron la visita a Toulouse del domingo por la tarde. Los paseos por esa preciosa ciudad y las muchas risas sirvieron para relajarse un poco.

El trabajo el resto del curso se desarrolló dentro de los parámetros de los demás días, Mucho Kumi Iai, Iai kenpo en sus diferentes series y Jo Ho, la tradición del Jo de nuestra Escuela.

Un gran curso; tal vez, el mas esperado del año junto al de diciembre, dirigido por nuestro Maestro, con un gran ambiente y sobre todo con unos grandes compañeros. En definitiva, una gran familia.

II Jornadas de Iaido en L’Eliana (Valencia). Crónica del curso

II Jornadas de Iaido Villa de L’Eliana, Valencia, junio de 2011….

La carretera acusaba el denso tráfico de salida del fin de semana. Los cuatro
componentes del equipo de Iaido Valladolid que habíamos decidido participar en
las II Jornadas de Iaido Villa de L’Eliana, charlábamos alegremente en el coche,
camino de Valencia, ilusionados a pesar de la distancia y del esfuerzo físico que
sabíamos que supondría el curso. También, en honor a la verdad, nos animaba la
perspectiva de saludar y compartir momentos con amigos de otros lugares, de
probar la piscina del alojamiento y, cómo no, la paella valenciana.

El grupo de Iaido Valladolid con Robert Rodriguez Sensei

Llegamos a la hora de la cena. El resto de compañeros que habían podido acercarse cuando empezaba el programa de la jornada, no sólo habían tenido una sesión de entrenamiento por la tarde, sino que ya se habían dado un chapuzón en la piscina…

En la mañana del sábado, y mientras nos dirigíamos al comedor a desayunar,
pudimos apreciar la belleza del lugar, un amplio complejo educativo rodeado
de jardines y con unas instalaciones estupendas… Ya hacía calor, pero no era
excesivamente agobiante. El polideportivo acristalado lucía sus mejores galas:
las banderas de España, Francia y Polonia, y tres enormes carteles, con imágenes
japonesas, que ambientaban mejor que ninguna otra cosa el encuentro: el cartel
del primer encuentro en L´Eliana del año pasado; el de este año, con una imagen
de un guerrero samurai diferente al del año pasado, y un tercer cartel, ilustrado
con un detalle de la famosa Gran ola de Kanagawa, de Katsushika Hokusai, con la leyenda superpuesta y el mon de Sui Ô Ryu.

Foto de grupo (cortesía de http://www.iaidoasturias.es)

Éramos más de cincuenta personas en el pabellón. La sesión comenzó con el saludo al sable, la etiqueta inicial que no debemos olvidar y que nos tenemos que esforzar en perfeccionar, sin dejarnos arrastrar por la rutina o restarle importancia. Luego el calentamiento, organizado, y un importante trabajo de kihón, básico para mejorar la ejecución de las katas de ZNKR. Luego, nos distribuimos para trabajar por parejas, siempre un veterano con alguien que lleva menos tiempo. Uno de los mayores alicientes de los cursos es la posibilidad de practicar y aprender con otros compañeros, los cuales, sin abandonar el ZNKR formal, nos dan siempre su visión particular de los detalles en los que fallamos. Es estupendo comprobar que todos aprenden y después enseñan el mismo iaido y que dentro de su homogeneidad siempre hay espacio para el aporte personal en la actitud, el timing o ritmo, los pequeños gestos… Cada iaido es el mismo y al mismo tiempo, diferente, como todos los que lo practicamos.

Robert nos tenía preparada varias sorpresas ese fin de semana: la primera de ellas, una iniciación general al koryu. Para muchos esta sería la primera vez en trabajar las katas de la serie Go Yo, de la escuela Sui Ô Ryu, escuela a la que pertenecían la mayoría de los presentes y a la que aspirábamos a formar parte muchos de los practicamos y disfrutamos del ZNKR. La sesión de la mañana llegó rápidamente a su fin, y todos nos fuimos a disfrutar de la ansiada recompensa: ¡¡la piscina!!. Y un poco más tarde, claro está, la paella…

Estefanía
Estefanía

Por la tarde, después de la estupenda comida y un tiempo de relax, seguimos
con la iniciación al koryu, practicando las primeras katas y disfrutando de visión
de la ejecución de las siguientes, que siguiendo las indicaciones de Robert, los
participantes más aventajados iban realizando, mientras los demás observábamos.

Félix y Alfonso

Como siempre, las indicaciones de Robert son precisas. No se cansa de recordarnos la importancia de la mano izquierda y de ese gesto, que puede parecer menos importante que desenfundar el sable, que es el gesto de saya biki, fundamental para la correcta ejecución de todo kata. Además del trabajo de katas de la primera serie, empezamos con el trabajo de Kumi Iai, cambiando el iaito por el bokken. De nuevo un trabajo duro de posición, distancias, timing… Y después, uno por uno, los que lo aprendíamos por primera vez fuimos pasando por el maestro Rodríguez, con los nervios de estar frente al sensei y ante la atenta mirada del resto de los compañeros, aunque todos sabemos que están ahí para apoyar en el avance de los más novatos.

Fernando y Robert Rodriguez Sensei

Como le gusta recordar a menudo a sensei Rodríguez, cuando el alumno mejora, mejora el maestro. Robert aprovechó para insistir en la necesidad de conocer y ejecutar correctamente los kamae y no sólo utilizar las katas para practicarlos, sino conocerlos por sí mismos y perfeccionar su correcta posición.

Con todo este trabajo la tarde había empezado a caer, pero aún faltaba algo más:
una pequeña sesión de exámenes. Con un jurado de cinco personas, todas de
Francia y Polonia, los siete participantes en el examen realizaron cinco katas de
ZNKR, superando todos ellos la prueba. El momento de dar los grados es también un momento para aprender, como la importancia de los ángulos correctos de corte, o la tranquilidad a la hora de hacer los katas cuando se lleva poco tiempo, y aún queda tanto que practicar…

Miguel Angel y Robert Rodriguez Sensei

La noche del sábado se convirtió en la celebración de ese fin de semana, con
cumpleaños de Tamara, la hija de José Peñalver, nuestro anfitrión, acompañada
por un pequeño montaje de fotos de ese mismo fin de semana, y la posibilidad
de cantar, bailar, o tomar una copa en la terraza del restaurante, charlando y
compartiendo risas con los compañeros, también los de otros países… Es curioso
como en estos encuentros no hay nunca ningún problema para entenderse y pasar un buen rato…

La mañana de domingo se destinó a repasar lo aprendido el día anterior. Los más avanzados nos hicieron una preciosa demostración de las diferentes técnicas y katas de koryu que se pueden llegar a conocer con trabajo y constancia. Antes
de terminar el entrenamiento, aprendimos una kata de kumi iai más. Y una
última sorpresa: la firma del compromiso con la escuela, keppan, para algunos de nosotros. Para mí firmar keppan en este curso ha significado un paso más en el compromiso con esta disciplina y una oportunidad que agradezco enormemente de seguir aprendiendo este noble arte. Quiero dar las gracias al maestro Robert Rodríguez, por sus enseñanzas, siempre inspiradoras; a mi instructor, Félix Ares, por su dedicación y entrega para que sigamos mejorando, y a mis compañeros de equipo, en especial a Fernando y Miguel Ángel, que estuvieron en Valencia, y a los que no pudieron venir, por todo el apoyo recibido. Sin todos ellos, no habría sido posible disfrutar de la emoción de ese momento que es la firma de keppan.

Estefanía Arribas firmando el Keppan

Y por supuesto, no quiero terminar esta crónica sin dar las gracias a todo el
equipo de gente maravillosa de L´Eliana por su hospitalidad, cordialidad y buen
hacer. Ellos han conseguido que su curso sea ya una cita ineludible cada año. Y
esperamos, sin ninguna duda, volver el año que viene…

Estefanía Arribas Leal

II Copa de Asturias de Iaido

CRÓNICA DE LA II COPA OVIEDO (15,16 Y 17 DE ABRIL DE 2011)

A pesar de que el curso comenzó el viernes, los cinco componentes del equipo de Iaido de Valladolid llegamos al entrenamiento el sábado por la mañana, justo a tiempo para observar a nuestros compañeros salir del pabellón en el que iba a tener lugar el curso y dirigirse a los coches, ya que, por razones ajenas a la organización, teníamos que cambiar de pabellón deportivo. Por suerte el nuevo pabellón no estaba lejos y el retraso en empezar fue de apenas unos minutos.

Foto de grupo

Comenzamos con el calentamiento, imprescindible para evitar lesiones y ejercitar los grupos musculares necesarios para desarrollar un buen trabajo de iai. A continuación fuimos viendo cada una de las katas de ZNKR, con explicaciones sobre cada una de ellas, su historia, el escenario, y los puntos clave, como el agarre del meñique, la mano izquierda y su papel fundamental, la mirada, la correcta posición de los kamae…

Grupo de Valladolid con Robert Rodriguez Sensei

Robert iba pidiendo la colaboración de los alumnos para ilustrar los errores (para lo cual solicitaba la “ayuda” de los menos experimentados) o los escenarios de cada kata, de forma que pudiéramos ver de la forma más realista posible el porqué de cada gesto o movimiento. Para esto último pedía la colaboración de los más avanzados, que con pocas indicaciones parecían saber situarse y actuar exactamente como el sensei lo necesitaba. Todo esto, además del rigor y la concreción a los que Robert Rodríguez nos tiene acostumbrados, aderezado con algunas dosis de buen humor.

Sensei Rodríguez, en estos cursos, hace mucho hincapié en la necesidad de tomar nota de cada una de las correcciones, en orden a ir mejorando la práctica en los puntos observados, teniendo especial cuidado en no perpetuar los errores cometidos en la práctica. Además, Robert siempre cuida a la gente que tiene menos experiencia y comete más fallos, ayudándoles con firmeza, pero con mucha comprensión y cariño. Sin ellos no somos nada, repite en cada curso. Ellos nos enseñan tanto como nosotros a ellos. Si los alumnos avanzan, el que enseña avanza también.

Una parada rápida para comer, y vuelta al pabellón. Esta tarde hay exámenes para aquellos que se quieran presentar, así que el grupo se divide en dos: los aspirantes y los que van a preparar la competición del día siguiente. Los que se presentan a examen intentan mejorar la serie de katas propuestas para el examen por Robert, mientras que el resto recibe explicaciones en otra parte del pabellón acerca de la dinámica de la competición. Luego pide a algunos profesores que ayuden a los aspirantes con unas últimas indicaciones acerca de su práctica. Es sobre todo muy importante una buena ejecución del Rei Siki, y la correcta etiqueta del aspirante.

Y llega el momento del examen. Lo que se verá es el trabajo de los últimos meses de cada uno de los que se presentan. Trabajo que es recompensado con un grado más para los tres compañeros que nos presentamos, Fernando, Mario y yo. Estamos contentos, si, pero no podemos olvidar que cada grado recibido es un grado más de exigencia, y un grado más de disciplina y concentración en los entrenamientos.

Alfonso Estrada, Robert Rodriguez Sensei y Félix Ares

El domingo por la mañana está reservado para la competición. Mientras unos calentamos con los nombres de los katas elegidos en la cabeza, los grados superiores colocan el escenario de la competición. Cuando está todo preparado, Robert nos sorprende pidiéndonos que nos sentemos a observar. Los grados más altos se colocan a su indicación para ofrecernos una pequeña exhibición, un embu. Durante unos minutos asistimos embelesados a todo un despliegue de técnica, espíritu y excelente trabajo de nuestros compañeros y profesores, trabajo que justifica de sobra su papel como jueces en la competición.

La competición tiene lugar gracias al esfuerzo de muchos compañeros en organizarla y dirigirla para que los demás podamos concentrarnos en intentar dar lo mejor de nosotros mismos. El ambiente es competitivo, pero no de rivalidad. Como dice nuestro compañero Eusebio Comín, laureado veterano del budo en España, y con el que tuve el placer de competir, lo mejor de esta competición es el ambiente tan bueno que se respira, el poder hablar y disfrutar del encuentro con los que son o van a ser tus oponentes en ella.

Como resultado de los combates, tenemos que felicitar desde aquí a nuestro compañero e instructor Félix Ares, que con una estupenda actuación a pesar de las molestias que acarreó durante el fin de semana por una lesión en el pie, nos dio toda una muestra de fuerza y un ejemplo de competitividad, haciéndose merecedor de un tercer premio en la categoría de 2º y 3º dan.

Tras la entrega de premios escuchamos la despedida cordial de Robert, que tuvo una palabra de aliento para todos los que quedamos fuera de la competición: a ganar se aprende perdiendo. Y así, nos deja un claro mensaje para seguir mejorando con las indicaciones recibidas, porque todo el trabajo tiene al final su recompensa. Un año más agradecer a Robert Rodríguez su asistencia al curso y sus enseñanzas, a Alfonso Estrada la organización del evento, y a todo el equipo de Oviedo, por hacer que todo fuera fácil y por la estupenda acogida que siempre nos dan en su tierra.

El año que viene esperamos estar también allí.

Competidores de la II Copa de Asturias de Iaido junto al Maestro

CLASIFICACIÓN DE LA COPA DE ASTURIAS

Categoría  Rokkyu – Nikyu, 5º Kyu – 2º Kyu

1º.-Elena Bodino de Madrid

2º.- Miguel Salas de Madrid

3º.- Javier Garzón de Madrid

Categoría ikkyu – Shodan, 1º Kyu – 1º Dan

1º.-  Alfredo Jara de Asturias

2º.-  Miguel Ángel Pérez Cataluña

3º.-  Juan González Asturias

Categoría Nidan – San dan , 2º Dan -3º Dan

1º.- Manuel Quíntela Asturias

2º.- Alfonso Estrada Asturias

3º.- Félix Ares de Valladolid

Trofeo Fighting Spirit

Miguel Ángel de Madrid

Estefanía Arribas Leal

Iaido Valladolid